Skip to main

Noticias 2017

Lugar propio
Domingo 16 de octubre de 2016

Lugar propio

Intemperie 2016

Inauguración: jueves 20 de octubre
19.30 hs

Pedro Figari fue uno de los primeros pintores en justipreciar, desde el punto de vista estético, la especie popularmente conocida como ombú (Phytolacca dioica). Sus búsquedas pictóricas vendrían a sumarse a las que surgían en otras áreas de la cultura, como en la poesía de Fernán Silva Valdés y en la música de Eduardo Fabini: una nueva mirada a las tradiciones camperas y a sus paisajes –tanto geográficos como humanos– y que en los años veinte del siglo pasado se conoció con el nombre de nativismo. El personal estilo pictórico de Figari marcó la manera en que hoy observamos esta magnífica especie vegetal y fue un motivo recurrente en su obra literaria, ya sea en poemas, cuentos o en ilustraciones de sus libros.

A través de un llamado abierto a la intervención artística de los patios de luz, el Museo Figari se propuso reflexionar sobre del lugar simbólico que ocupa el ombú y sus posibles lecturas desde las nuevas perspectivas que habilita el arte contemporáneo.Luego del análisis de los proyectos presentados a esta convocatoria, el jurado integrado por Valentina Cardellino, Eduardo Cardozo y Pablo Thiago Rocca, seleccionó los proyectos Las flores del ombú de Renata Casanova, Pincho Casanova y Macarena Montañez, y Lugar propio de Francisco Irigoyen.

Ambos proyectos, desde abordajes disímiles, uno esencialmente pictórico, otro escultórico, abordan la temática con un gran cuidado formal y rigor analítico. De este modo, la tradición reflexiva que a partir del siglo XX reivindicó el valor cultural del paisaje pampeano, y que tuvo a Pedro Figari entre sus más altos exponentes, se renueva hoy con nuevos brotes de pensamiento y creación.

Pablo Thiago Rocca
Director Museo Figari    

detalle 

Lugar propio

"Ombú; la gran sombra, cobijo del viajero en la inmensidad.
Este árbol nativo es reflejo de la verticalidad del hombre aislado en la soledad de la pampa. Símbolo de la conexión entre lo autóctono y lo foráneo. Esta dicotomía está presente en la búsqueda de identidad de nuestra sociedad, la cual se ve fraguada por la dualidad entre su tierra y su historia, donde lo autóctono no tiene lugar en una comunidad de inmigrantes.
Es por esto que se plantea una reconciliación con lo nuestro, hasta ahora ajeno. A través de este Ombú simbólico hecho a base de cuerdas, se buscará marcar un punto de inflexión entre pasado y futuro, mediante la independencia conceptual de lo que nos ata a nuestra ascendencia y procedencia a la vez que impide el amalgamiento con el lugar que nos toca habitar en el presente." F. I.

Francisco Irigoyen (Montevideo, 1984) Actualmente cursa el último año de la Licenciatura en Artes Plásticas y Visuales de la Facultad de Artes de la Universidad de la República. En el año 2010 realiza su primera exposición en la Asociación Cristiana de Jóvenes con la serie fotográfica "Luz y color". En 2015 es seleccionado para participar en la residencia artística PAR del colectivo Chamando Ela. Realiza una instalación de experimentación sensorial junto al lago del Parque Rodó en el marco del evento Viviente de IENBA. Participa en The Wrong” primera bienal de arte digital internacional y lleva a cabo la instalación interactiva de proyecciones analógicas y digitales “(They) use it to conquer the world" en el Seminario de Narrativas Hipertextuales. Entre sus últimos trabajos destaca su participación en la instalación sonora en EAC en el marco del taller "Panóptico” a cargo de Lucía Pittaluga.


Inauguración: Jueves 20 de octubre
19.30 hs

Planta baja
Entrada libre y gratuita.

detalle

Archivos adjuntos
Enlaces
 
Dirección Nacional de Cultura